Nostalgia de lo experiencial, iconofobia, pérdida de la realidad misma. Dolor de cabeza, asco profundo ante lo silenciado, rabia. Extrañamiento ante lo consensuado, impotencia, risa nerviosa. Dolor por los desheredados. Toda la mística acaba en política.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s