Confucio para animales

 Las obras “Confucio para animales” (videocreación) y “El lector” (acrílico sobre lienzo) pertenecen al trabajo de investigación abierto que Javier Joven realiza en Villalengua (Zaragoza) desde 2010 hasta la actualidad, titulado “Contra acción”. En este caso, el retorno a sus orígenes familiares equivale al viaje iniciático hacia la médula de su actividad pictórica. La pintura, en esencia, es para el artista una actitud vital hacia lo cotidiano: el arte de la experiencia (mucho antes de Duchamp). Una manera de ser aquí y ahora, pura fenomenología traducida en balbuceo ininteligible. La profunda nostalgia de nuestra relación primera con la existencia. Así, el lector del vacío es el intérprete del místico silencio de la realidad. El vídeo registra un primer estadio de la pintura de Joven, auténtico recectáculo simbólico de su habitar en el mundo. Se trata de un registro de algunas de sus acciones que nos habla desde la desnudez del píxel, para arrojarnos al terreno movedizo de la pintura. El blanco entonces invade el lenguaje inocente y desnudo de la pantalla, devorando así el mundo tal y como hoy se nos presenta. La palabra de Confucio se arroja a los animales. La pintura de Javier Joven se precipita contra los falsificadores de lo Real, contra los garantes de la Verdad y del Arte.

C.F., 2012

El lector, acrílico sobre lienzo, 180x195 cm., 2012
“El lector”, acrílico sobre lienzo, 180×195 cm., 2012
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s